Estilo de vida

EL DOLOR ES SEXY

Tatuajes y signos de agua.

En un principio, los tatuajes han sido usados para marcar la pertenencia a un grupo, clan o tribu. Casi todas las culturas del mundo antiguo han practicado alguna forma de tatuaje, ya sea como forma de amedrentar enemigos o como talismán mágico. En todos los casos la simbología de Cáncer y su planeta regente la Luna se hacen presentes: se establece un “adentro” que es necesario preservar y proteger de las adversidades del mundo exterior.

Los tatuajes también han sido usados como símbolos que conectan el mundo terrenal con el mundo del más allá. Los dibujos sobre la piel han sido usados como una forma de adquirir las cualidades de aquello que se tatúa o al menos de invocarlo. La energía espiritual del signo de Piscis y de su planeta regente Neptuno está viva en un sinfín de imágenes e íconos religiosos de tradiciones místicas de todas partes del mundo: vírgenes, budas, cristos, santos, dioses paganos pero también demonios, runas, pasajes de libros sagrados, etc.

Sin embargo, ningún otro símbolo astrológico parece adecuarse más al uso del tatuaje en la actualidad que el signo de Escorpio, las funciones de Marte y Plutón, los planetas regentes del signo, tienen mucho que revelar sobre está práctica. Plutón es el planeta involucrado en los procesos de transformación radical, cuando se hace presente, revela lo que antes había permanecido oculto a menudo de forma violenta y no exenta de dolor. Marte es el encargado de que la aguja penetre en la piel, y pide que el cuerpo sangre a medida que la imagen emerge a la superficie.

En la Casa VIII -la casa natural de Escorpio- se produce el encuentro entre Eros y Thanatos, el mismo acto de tatuarse implica dolor, pero un dolor que es a su vez placentero. La casa VIII ha sido tradicionalmente vinculada con el deseo compulsivo, las obsesiones, el tabú, el sexo y todo lo que permanece oculto. A través del tatuaje, las imágenes ocultas en la psiquis del individuo se revelan sobre la piel, lo invisible se hace visible.

Escorpio es un signo fijo de agua y el tatuaje es el dibujo permanente de tinta.  La agresividad de Plutón y Marte se exhiben de una forma que no sólo es socialmente aceptable sino que incluso es celebrada. Los tatuajes son sexys celebran la vitalidad del cuerpo y elevan los instintos básicos de preservación de la especie (nuestro lado más animal) a una expresión personal, creativa y artística (nuestro lado más humano).

En el otro extremo de Escorpio (Thanatos) se encuentra Tauro (Eros), signo que simboliza al cuerpo, el mundo material y la belleza. En el eje Escorpio-Tauro los tatuajes se vuelven una forma de decoración, embellecen el cuerpo, reafirman el deseo y el impulso sexual.

Hair and shot by @kevinluchmun for @officiallittleprincesstrust MUA @katiemooremua

A post shared by Ricki Hall (@rickisamhall) on

ricki carta
Ricki Hall, 4 de Marzo 1987. Wolverhampton, Reino Unido. Hora de Nacimiento: Desconocida

Tomemos como ejemplo a Ricki Hall, el modelo inglés e ícono hipster que ha construido su imagen combinando la pose del caballero dandy del siglo XIX (Tauro) con la temeridad del chico malo (Escorpio). El estilo de Ricki Hall exhibe las cualidades expresadas en su carta natal de forma bastante explícita. Ricki Hall tiene a la Luna conjunción Marte en el signo de Tauro. El cuerpo (Tauro) se convierte en un canal para la expresión emocional (Luna) y el deseo de expresar su propia masculinidad (Marte). A su vez, la Luna y Marte en Tauro se encuentran en oposición a Plutón en Escorpio (transformación). Estos contactos otorgan un poderoso magnetismo sexual, los impulsos tanáticos y eróticos están enfrentados y esta tensión se dibuja sobre el cuerpo de Ricki Hall, exhibiéndose al mismo tiempo como alguien bello y misterioso, refinado pero agresivo y viril.

cande ultima
Candelaria Tinelli, 6 de Noviembre 1990. BA, Argentina. Hora de Nacimiento: Desconocida

Otro es el caso de Candelaria Tinelli, (celebridad de Instagram, hija del popular conductor argentino Marcelo Tinelli). Candelaria Tinelli tiene el Sol, Venus, Plutón en Escorpio. Su identidad (Sol), su deseo de expresar su propia feminidad (Venus) y su necesidad de transformación (Plutón) están íntimamente relacionados y operan bajo la compulsiva fuerza escorpiana. Su Venus en el signo de Escorpio busca belleza en la transformación y el dolor, mientras que su Plutón en el mismo signo le otorga la intensidad necesaria para adentrarse en experiencias radicales o extremas. El cuerpo de Candelaria Tinelli es el escenario donde puede verse la danza de estos planetas. Es evidente la necesidad de expresar estas cualidades de forma provocativa, sin dejar de lado su aura misteriosa, reafirmando su sexualidad y dramatismo.

Podemos decir que la compulsión por tatuarse estaría relacionada con una fuerte presencia de Marte y Plutón (especialmente si hace aspectos a los planetas personales). A su vez, los signos nos darán información sobre la motivación de la persona que se tatúa, en Cáncer buscará reafirmar la pertenencia al clan, en Piscis manifestar un aspecto místico de su personalidad y en Escorpio exhibir su potencia sexual. Planetas en las casas de agua – IV, VIII y XII – o que tengan aspectos a Marte o Plutón también nos podrían dar indicios de aquello que necesita ser expresado a flor de piel.